Enviado correctamente

Solicite
aquí más
información

1
ABR
2014

La nueva norma ISO 50001 acerca a las empresas a la excelencia energética


La norma ISO 50001 especifica los requerimientos para establecer, implementar, mantener y mejorar un sistema de gestión de la energía, cuyo propósito es el de permitir a una organización alinearse con un enfoque sistemático, y de esta manera lograr la mejora continua en el desempeño de energía mediante la eficiencia energética.

Este estándar ayuda a permitir a las organizaciones reducir continuamente la utilización de energía, y de esta manera, sus costes energéticos y la emisión de gases de efecto invernadero.

Beneficios ISO 50001

En común con todas las normativas de la ISO, el estándar ISO 50001 está pensado para cualquier tipo de organización, no importando su tamaño, actividad o localización.

La ISO 50001 como todas las normas ISO no fija los objetivos de la eficiencia energética, sino que establece un método de Gestión de la Energía, una línea de base para luego mantener un sistema de mejora continua. De esta forma, la aplicación de esta normativa se realiza de una forma adaptada al ritmo, capacidad y contexto de cada empresa.

Objetivos de la ISO 50001

La ISO 50001  aspira a ser una herramienta para las organizaciones del sector público y privado en materia de su eficiencia energética, orientada a la reducción de costes y consumos de energía. Además de un marco regulador reconocido para la integración de la eficiencia energética en sus prácticas de gestión.

Con ella, las organizaciones pueden tener acceso a un estándar único y armonizado para la implementación en toda la organización de un método coherente de mejora continua en su gestión de la energía.

Principales objetivos de la norma:

  • Ayudar a las organizaciones a hacer un mejor uso en el consumo energético contando con los activos energéticos existentes.

  • Facilitar la transparencia y la comunicación sobre la gestión de los recursos energéticos.

  • Promover las prácticas óptimas de gestión energética y reforzar el buen uso de la energía en las pautas de gestión de una empresa.

  • Ayudar a las empresas a evaluar y priorizar la implementación de nuevas  tecnologías de eficiencia energética.

  • Promover la eficiencia energética en toda la cadena de suministro

  • Promover proyectos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero

  • Permitir la integración con otros sistemas de gestión,  como medio ambiente, Salud y seguridad.

La nueva norma ISO 50001 acerca a las empresas a la excelencia energética